Colombia

¿Cómo lo digo en colombiano?

En Vaová, creemos que la mejor manera de experimentar un lugar es viviéndolo como un verdadero local, y eso incluye, hablar como uno. Por eso, te hemos preparado alguna de nuestras frases más típicas que, además de dar muestra de la más pura creatividad colombiana, son divertidísimas.

‘Dar papaya’

Fuente: Cauca Extremo

Significado: Bajar la guardia.

Esta es, probablemente, la primera frase colombiana que aprenderás al llegar a nuestro país. La oirás, con mayor frecuencia, en sentido negativo, es decir ‘No dar papaya’, ‘no des papaya’, etc., cuyo significado puede ser: 1) no les pongas las cosas muy fáciles a los malhechores, toma decisiones inteligentes y mantente alerta –cuando, por ejemplo, optas por no usar accesorios llamativos mientras recorres la ciudad o pides un Uber en vez de tomar un taxi en la calle; o 2) también puede usarse para prevenir cualquier ataque de tus amigos cuando les has dado razones para burlarse de ti o tomarte el pelo (lo que en colombiano llamamos ‘montársela a alguien’). Así que, si en cualquier caso decides dar papaya, trata de que sea solo en el segundo caso. Aunque Colombia haya dejado su mala reputación atrás, asegúrate de no dar papaya y de leer nuestras recomendaciones de seguridad aquí.

‘Tener guayabo’

Significado: Tener resaca.

Tras leer alguna de nuestras publicaciones en el blog, seguramente ya te has dado cuenta de que los colombianos somos fiesteros empedernidos, bebedores audaces, bailarines indetenibles, en resumen, entregados en cuerpo y alma a pasarla bien. Por ello, sabemos que vivir de fiesta puede tener serias consecuencias, por lo que hemos creado un término único para los odiosos efectos de la rumba: guayabo. Busca la palabra en cualquier diccionario y encontrarás que se usa para nombrar a un árbol tropical, el mismo que da guayabas. Pero, pronúnciala delante de un colombiano, y empezará a recitarte todos los secretos de su familia para combatir la resaca. Y no es que nos guste dar sermones, pero en la medida de lo posible, sigue este consejo: come muy bien y mantente hidratado mientras rumbeas con nosotros, no querrás conocer el guayabo que te puede dejar una noche de guaros.

‘¿Quién pidió pollo?’

Fuente: Pollo Feliz

Se usa cuando: Quieres piropear a alguien.

¿Cómo termina un pollo siendo parte de un piropo? No lo sabemos. Lo que sí sabemos, sin embargo, es que si alguien te suelta este piropo mientras nos visitas, podrás sentirte bastante orgulloso y hasta un poquito arrogante. Esta frase, que se dice a lo largo del país, es una manera chistosa de decir que te ves bien, ya sea en el traje de gala que te decidiste usar para una ocasión especial o como la bomba que eres a toda hora. Al decirlo, quien te alague seguro se quedará con la boca abierta y te mirará de arriba abajo, y esto incluye a tu abuela, cuando te ve, todo elegante, en tu traje de grado, y a tus compañeros de trabajo, cuando entras a la sala de juntas uno de esos días en que estás tan radiante como el mejor sol de verano. 

‘Tenga pa’ la gaseosa’

Se usa cuando: Quieres darle una propina a alguien por un favor.

Cuando visites Colombia, te darás cuenta de que los locales siempre estamos dispuestos a ayudar. Con frecuencia, esa ayuda es genuino resultado de nuestras mejores intenciones por echar una mano al que la necesita. Otras, sin embargo, tu ayudante podrá estar esperando algo a cambio que no es otra cosa que… una propina. En esos casos, es muy usual decirle a la persona que te ayudó: ‘Tenga pa’ la gaseosa’, una manera muy informal de acompañar la propina. Creemos que el dicho proviene de la recompensa refrescante que alguien esperaría después de hacer un esfuerzo. Del mismo modo, la persona que prestó su ayuda puede pedirte ‘algo pa’ la gaseosa’, dejándote saber que un billetico no le caería nada mal. ¡Ojo! No es para nada probable que el botones del hotel o el mesero te pidan ‘algo pa’ la gaseosa’ (Para estos casos, consulta nuestras recomendaciones de propina aquí). Es más factible que la frase aparezca en una situación improvisada, en la que acabas de darte cuenta de que necesitas la ayuda rápida de un alma caritativa que esté pasando por ahí.

‘¿Durmió conmigo anoche o qué?’

Fuente: La Vanguardia

Se usa cuando: Alguien olvida darte los buenos días al encontrarse contigo.

Como buenos latinos, los colombianos nos tomamos la etiqueta muy seriamente y saludar cuando llegamos a un sitio es casi una regla de oro. Así que cuando un amigo, familiar o colega se olvida de darnos los buenos días –muy probablemente, sin intención de hacernos sentir mal– es posible que nos sintamos ignorados y queramos hacerle saber que no perdonaremos su olvido tan fácilmente. Afortunadamente, nos inventamos una pregunta chistosa para expresar nuestra indignación y, al mismo tiempo, mantener el asunto en términos amigables: ‘¿Durmió conmigo anoche o qué?’, es decir, no me desperté junto a ti esta mañana, así que mejor salúdame.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *